Infórmese en el 91 577 42 40

5 Claves para entender la hipoteca inversa

Si hay un dato que enorgullece a los españoles es el del hecho de ser una de las poblaciones más longevas a nivel mundial. Nuestra media en cuanto a esperanza de vida se sitúa en los 83,24 años y de seguir así, está previsto que para el año 2040, España será el país del mundo situándose en 85,8 años de media.
Ante un futuro cada vez más largo y, con ello, la posibilidad de disfrutar durante muchos años de la jubilación, el número de personas que piensan en mejorar su calidad de vida durante esta etapa va en aumento. Se estima que en España, el 90% de la población que supera los 65 años, reside en una vivienda que es de su propiedad, un requisito imprescindible para poder formalizar la hipoteca inversa.

¿Qué es la hipoteca inversa?

Con una población española que cuenta cada vez con una esperanza de vida más larga, no es de extrañar que el 60% de la población jubilada piensen en diferentes fórmulas para complementar su pensión. Es aquí donde entran en juego diferentes opciones a las cuales poder recurrir si así se desea.
La hipoteca inversa es un producto financiero que cuenta cada vez con más personas se decantan por ella. Las singularidades principales que la caracterizan es que, el suscriptor o solicitante de este préstamo cuenta con una vivienda en propiedad, la cual sirve como garantía de dicho préstamo hipotecario que se va a solicitar. De ahí su nombre, se trata de crédito en el que, en lugar de proporcionarse una cantidad monetaria con la finalidad de poder adquirir una vivienda, es al contrario –o inversa- es la propiedad en sí la que sirve como aval para sustentarlo.
Este tipo de producto financiero está destinado para personas que superen los 65 años de edad, aunque dependiendo de cuál sea la entidad financiera, los requisitos pueden variar ligeramente llegando incluso a solicitarse que el solicitante supere los 70 años.

Características de la hipoteca inversa:

Son varias las particularidades de la hipoteca inversa que se deben de tener en cuenta:

  • La renta que reciba el solicitante estará libre de tributación. En las condiciones prefijadas para formalizar el contrato se habrá establecido hasta qué momento –o edad- el interesado seguirá percibiendo dicha renta.
  •  El solicitante (jubilado) podrá seguir viviendo en la propiedad, también podrá alquilarla si así lo desea.
  • Si después del fallecimiento del propietario, sus herederos quisieran obtener la vivienda, tendrían la obligación de pagar el préstamo.

Tipos de hipoteca inversa

  •  HIPOTECA INVERSA TEMPORAL: El solicitante percibe el crédito que se corresponde al total del valor de la propiedad, bien de forma mensual o todo de una sola vez, si el demandante se decidiera finalmente por recibir la renta mes a mes, esta tendría una fecha de finalización que se correspondería con un plazo estipulado a la hora de formalizar dicho contrato, aunque lo más habitual es que sea cuando el interesado cumpliera una edad determinada.
  • HIPOTECA INVERSA VITALICIA: En esta modalidad, el jubilado ha optado por cobrar una renta mensual hasta su fallecimiento, por lo que, en este caso la cantidad que recibirá será menor a la que hubiese ingresado en el caso de la hipoteca inversa temporal debido a que depende de otros condicionantes como la edad del demandante –este tipo de hipoteca suele dilatarse más en el tiempo que la anterior- asimismo también la tasación de la vivienda. Existe la posibilidad de solicitar un anticipo de capital o disposición inicial.
  • HIPOTECA INVERSA DE DISPOSICIÓN ÚNICA: Se trata de una hipoteca inversa en la que se recibirá una única disposición del total del crédito por el valor de la vivienda.

Cancelar una hipoteca inversa

El propietario de la vivienda tiene la posibilidad de devolver el préstamo en cualquier momento con el fin de liquidar la hipoteca –teniendo en cuanta los intereses generados-.
En caso de que el dueño falleciera, tal y como comentábamos en las características de la hipoteca inversa, tendrían que ser los herederos los que abonaran la devolución del dinero además de los intereses que se hubieran acordado en el contrato para poder así disponer de la propiedad. Es interesante saber que los herederos también pueden decantarse por distintas opciones en función de sus preferencias. Los escenarios posibles por lo tanto serían:

  • Abonar la deuda y pasar a ser los propietarios de la vivienda.
  •  Vender la propiedad, devolver el crédito y quedarse con el sobrante de la operación.
  • Adscribirse a una nueva hipoteca con el fin de devolver el préstamo total en distintos plazos.
    En caso de que los sucesores no quisieran heredar la propiedad, es la vivienda la que pasa a pertenecer a la entidad financiera, utilizada así como forma de pago. Se cuenta con el plazo de un año para tomar la decisión.

Beneficios de la hipoteca inversa

Se trata de uno de los productos financieros que ofrecen a los mayores obtener la mayor rentabilidad de su vivienda. Es un complemento perfecto para que, junto a la pensión recibida por la jubilación garanticen unos buenos ingresos con los que, en consecuencia, permitan a los beneficiarios mejorar notablemente su calidad de vida. Al tratarse de un préstamo, los ingresos mensuales adicionales no tributarían en el IRPF.
Si necesitas más información, no dudes en consultar nuestro apartado de preguntas frecuentes donde resolvemos las dudas más específicas que suelen aparecer en torno a la hipoteca inversa.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso. Más información y política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies