Infórmese en el 91 577 42 40

Desde el inicio de la crisis las pensiones han caído considerablemente y la opción más común que se buscaba para añadir un extra de dinero de cara a la jubilación eran los planes de pensiones. Sin embargo, este producto bancario también ha perdido simpatizantes en los últimos años debido al escaso beneficio que se obtiene tras toda una vida invirtiendo en él y las desventajas fiscales que conlleva.

Por ello, cada vez más jubilados intentan buscar opciones alternativas a los planes de pensiones porque han perdido poder adquisitivo con la pensión que cobran actualmente.

A continuación proponemos varias opciones para que elijas la que mejor de adapta a tus circunstancias y mantengas tu calidad de vida.

Rentas Vitalicias Inmobiliarias

La Renta Vitalicia es la renta que el titular recibirá de forma mensual, trimestral o anual hasta el día de su fallecimiento a cambio de la venta de su inmueble. Fiscalmente no se tributa por la totalidad que ingresa cada año, es más, si se han cumplido los 70 años sólo se tributa por el 8%.

La percepción de esta renta se puede obtener de tres modos: hasta el día de fallecimiento, durante un periodo de tiempo estipulado en el contrato (pero manteniendo el usufructo de por vida) o incluso se puede renunciar al uso y disfrute de la vivienda para obtener una renta mayor y poder costear la mensualidad de la residencia de mayores.

Puedes consultar las características fiscales

Hipoteca Inversa

La Hipoteca Inversa es un préstamo con garantía hipotecaria para Personas Mayores de 65 años con el que el propietario de la vivienda recibe una cuota mensual sin perder su propiedad, y en la que la deuda queda aplazada al fallecimiento del contratante. Puede anular el contrato en cualquier momento; sólo tendrá que devolver deuda acumulada hasta el momento.

Si lo desea, existe la opción de alquilar la vivienda, puesto que no se pierde la titularidad del inmueble hasta el día del fallecimiento del último titular de la Hipoteca Inversa (en caso de que sean dos titulares).

Respecto al tema fiscal, las cantidades recibidas no tienen ninguna tributación.

Venta de la Nuda Propiedad

La Nuda Propiedad se trata de vender nuestro inmueble a cambio de vivir en él hasta el día de nuestro fallecimiento recibiendo un único pago de capital por dicha venta.

La transmisión de la nuda propiedad de las viviendas habituales de las personas mayores de 65 años está exenta de tributación en la Declaración de Renta, por lo que la fiscalidad es excelente.

Puedes consultar  la información ampliada de la Nuda Propiedad

Venta con Alquiler Garantizado

La Venta con Alquiler Garantizado consiste en que el propietario de una vivienda venda la propiedad, reciba el dinero por la operación y a cambio pueda quedarse como inquilino de dicho inmueble por el tiempo que se estipule en el contrato pagando un alquiler mensual. Este alquiler puede ser vitalicio (hasta el fallecimiento) o temporal (pactado con el nuevo propietario). Además, la transmisión de la propiedad queda exenta de tributar en la declaración del IRPF.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso. Más información y política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies