gruporetiro@gruporetiro.com
91 577 42 40

Líderes desde 1996

20 Aniversario Grupo Retiro
Infórmese en el 91 577 42 40

Apoyo social en la vejez

Apoyo_socialFactores que influyen en nuestro envejecimiento

La salud, los ingresos económicos, el apoyo familiar, social y comunitario, y las políticas de atención son aspectos que determinan una vejez satisfactoria y óptima. Estas variables en ocasiones no dependen de la persona. Actualmente, científicos, especialistas y políticos interesados en la vejez y el envejecimiento se centran en programas y planes internacionales dirigidos a la población mayor, con el objetivo de aumentar la calidad asistencial en todas sus áreas.

¿Qué es el Apoyo Social?

El apoyo social se define como “la ayuda ya sea emocional, instrumental o de otra índole que se deriva de un determinado entramado social” (Fernández Ballesteros, 1972). El apoyo social para las personas mayores es un sistema interpersonal. Son todos aquellos apoyos instrumentales y/o expresivos, reales o percibidos, aportados por la comunidad, redes sociales y amistades íntimas. Es un recurso que protege y afecta positivamente a la salud y al bienestar de las personas mayores. Ayuda a proveer “sentido a la vida”, aportar recursos para la satisfacción de necesidades, para ser valorados socialmente y para la potenciación de la autoestima. La integración y la participación comunitarias han sido considerados factores de gran impacto sobre los niveles de calidad de vida en la vejez. Diversas investigaciones demuestran que las personas son más felices y experimentan con mayor frecuencia emociones positivas cuando se encuentran con otros (Pavot, Diener y Fujita, 1990), que una mayor sociabilidad se relaciona con un mejor funcionamiento de sistema inmunitario (Coe y Lubach, 2001) y del cardiovascular (Uchino et al., 1996).

Así pues, durante el envejecimiento es necesario desarrollar mecanismos de afrontamiento para adaptarse a los cambios que se producen. Durante esta etapa de la vida puede producirse una desvinculación de la sociedad, tanto social como psicológica, y como consecuencia provocar aislamiento social y enfermedades físicas y psicológicas. De ahí la importancia de no perder los vínculos con el entorno y con las personas más cercanas. Las redes sociales, el apoyo y vida social cumplirán un papel protector frente a la enfermedad y colaborarán para que el envejecimiento sea una experiencia positiva. También es necesario mantenerse activo además de integrado en diferentes grupos y espacios, y construir nuevas redes de apoyo social.

Las personas mayores pueden encontrar apoyo en diferentes niveles:

  • Nivel comunitario: Lo proporcionan las instituciones sociales y comunitarias, facilitando la pertenencia al entramado social, por ejemplo las residencias para mayores, los centros de día, las ONG, etc.
  • Nivel medio: Son apoyos que llegan desde el entorno social cercano de la persona y le proporcionan un sentimiento de vinculación con un grupo, con una red social (vecindario, trabajo, etc.).
  • Nivel de relaciones íntimas: Formado por las personas con las que el mayor mantiene relaciones más estrechas (familia, amigos) y que ofrecen un sentimiento de seguridad, compromiso y responsabilidad por su bienestar.

¿Podemos planificar para tener un buen envejecimiento?

Envejecer bien se puede aprender y preparar. Las personas mayores son responsables de su salud y de su bienestar y pueden seguir creciendo y realizándose social y personalmente. Pertenecer a una red de apoyo social puede beneficiar a la persona mayor conservando sus capacidades y su autonomía, mejorando su estado de salud (disminuyendo su vulnerabilidad a la enfermedad), previniendo los procesos leves de dependencia, creando un sentimiento de seguridad y de confianza, posibilitando ayuda cuando deba resolver un problema, mejorando su bienestar y calidad de vida.

Disponer de apoyo social se traduce en un aumento de la percepción de control, de autoeficacia y del dominio sobre el ambiente, y como consecuencia una mejora del estado de ánimo. Es una variable protectora para los trastornos psicológicos como la ansiedad y la depresión e incluso para las enfermedades físicas (la falta de apoyo social se relaciona con la aparición de enfermedades físicas). Promover las relaciones interpersonales en la vejez a través de diferentes programas, como las relaciones intergeneracionales, el acceso a estudios, las actividades culturales, etc. dada la importancia del apoyo social en esta etapa de la vida, será fundamental para mantener o crear una red de apoyo tan necesaria en la conquista de una vejez eficaz, beneficiosa y plena.

Elena Lite. Psicóloga Grupo Las Mimosas

www.mimoonline.es
info@mimoonline.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR