gruporetiro@gruporetiro.com
91 577 42 40

Líderes desde 1996

20 Aniversario Grupo Retiro
Infórmese en el 91 577 42 40

Cómo aprender a cuidarse mejor

Mujer mayor abrazada por su hijaPara cuidar, primero tienes que cuidarte tu

Todos hemos oído alguna vez ese dicho que dice: “Si no te quieres a ti mismo, es imposible querer a los demás”, bueno, pues esta expresión se puede aplicar perfectamente a los cuidadores, y es muy importante que aprendan a pensar en sí mismos para cuidar mejor a su familiar. Me refiero con esto a no abandonar alguna afición que se tenga ya que este hecho puede provocar en el cuidador un sentimiento de frustración por no poder realizar aquello con lo que disfruta, y esto tiene consecuencias negativas en el cuidado.

En el post de hoy voy a daros una serie de consejos que os van a ayudar a afrontar mejor esta situación. Es importante darse cuenta de que es necesario cambiar – el cuidador puede tener sentimientos de desesperanza o de rabia, cosa que es muy normal, pero es necesario que pida y acepte ayuda. Por todos es sabido que el cuerpo tiene un límite de aguante, y que traspasado éste empieza a generar los llamados “mecanismos de alarma” que nos indican que algo nos está superando, las señales de alerta a las que debéis escuchar son las siguientes: problemas de sueño, pérdida de energía, introversión o aislamiento, consumo excesivo de tabaco o bebidas alcohólicas, problemas físicos, problemas de memoria y dificultad de concentración, aumento o disminución del apetito, enfadarse fácilmente, cambios frecuentes de humor o del estado de ánimo, dar demasiada importancia a pequeños detalles, tratar a otros miembros de la familia de forma menos considerada que en otras ocasiones.

Despojarse de todas las inseguridades

Ante estas señales de alarma, el cuidador debe “despojarse” de todas sus inseguridades y miedos y pedir ayuda a familiares y amigos, y no pensar que él es el único que puede hacerlo mejor porque es el que lucha a diario con la situación. Algunos de vosotros/as os habréis encontrado ya en esta situación, y vuestro familiar se niega a prestaros ayuda, bien, ¡NO DEBÉIS DESANIMAROS! y podéis pedir ayuda a otras personas, que pueden ser otros familiares, amigos, vecinos o profesionales. Debéis pensar que esa negación puede ser debida a que no son capaces de ver el problema en toda su magnitud o sencillamente que se sienten culpables por no colaborar y es por esto por lo que tienden a escaparse.

Pero como os decía, debéis recurrir a los profesionales, ya que éstos pueden informaros sobre distintos recursos de ayuda y cómo acceder a ellos, además de facilitaros recomendaciones en el cuidado de vuestro familiar. Pero, ¿cómo se pide ayuda a un profesional?; es muy importante que expliquéis el problema de una forma muy clara, y para esto resulta muy útil elaborar un listado de preguntas que queréis que os resuelva. Debéis tener en cuenta, que puede ser posible que el profesional no os dé la respuesta que buscáis, pero sí que os puede derivar a otros recursos más especializados en vuestra problemática.

Hay que poner límites al cuidado

¿Y cuándo se deben poner? Pues cuando notéis que estáis prestando más ayuda de la necesaria, por eso es mejor que observéis qué tareas puede realizar solo/a y le impulséis a que las realice él/ella solo, ya que esto puede ayudaros a descansar un poco en las tareas de cuidado, además de que es beneficioso para vuestro familiar porque estáis manteniendo algunas de las habilidades que todavía no ha perdido.

Y también debéis poner límites cuando notéis que vuestro familiar os exige más atención, porque esto es debido a que por el sufrimiento de su enfermedad descargan sus sentimientos hacia el cuidador; en estos casos es necesario saber decir NO.

Y para finalizar debéis ser conscientes de cuidar de vuestra salud – dormir lo suficiente, hacer ejercicio con regularidad, no aislaros de vuestra red social (amigos, vecinos, familiares), salir de casa, mantener aficiones, descansar (la relajación os ayudará a conseguir beneficios tanto físicos como psicológicos, pero debéis dedicaros un tiempo cada día) y muy importante es que os organicéis el tiempo.

¡¡En el siguiente post os hablaré de cómo manejar los diferentes sentimientos que os pueden aparecer como cuidadores, y espero os pueda ayudar!!

Azucena Cuadrado Lorenzo

Trabajadora Social y Profesional de la Tercera Edad 

es.linkedin.com/pub/azucena-cuadrado-lorenzo/67/132/858 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies