gruporetiro@gruporetiro.com
91 577 42 40

Líderes desde 1996

20 Aniversario Grupo Retiro
Infórmese en el 91 577 42 40

insercion 16.5x26cm

Como cada año, el próximo 15 de Mayo se celebra el Día Internacional de la Familia y no se me ocurre mejor ocasión para concienciar acerca de la importancia que ésta tiene para nuestros mayores en particular y para la sociedad en general.

Numerosos estudios avalan el gran impacto que la familia ejerce sobre el bienestar psicológico de las personas de tercera edad, ya que supone una de las principales fuentes de apoyo social, de modo que los adultos mayores que conviven con sus familiares presentan mayores niveles de salud mental, física y emocional que aquellos que viven solos. Dentro del núcleo familiar, la pareja o cónyuge representa el principal apoyo, asique los mayores que viven en pareja también presentan un mayor bienestar psicológico que aquellos que están divorciados o viudos.

Afrontar esta etapa de la vida de forma saludable no es tarea fácil ya que supone aceptar numerosos cambios de roles que en ocasiones pueden generar desesperanza y depresión. Desde el punto de vista de la familia, hay mucho que hacer para evitar este envejecimiento patológico. Podemos empezar por hacerles sentir que siguen siendo muy necesarios para nosotros y fomentar las actividades comunes para grandes y pequeños. Además son una fuente riquísima de consejos y experiencias de vida por lo que no podemos dejar pasar la oportunidad de dialogar con ellos, compartir emociones y hacerles sentir escuchados, lo cual repercutirá de manera muy positiva en el bienestar psicológico de toda la familia.

Si bien es cierto que actualmente el ritmo de vida que llevamos no nos deja mucho tiempo de ocio, un aspecto positivo de la vida moderna y la dificultad para conciliar vida laboral y familiar es que, en muchas ocasiones, son los abuelos los que pasan gran parte del tiempo con los más pequeños de la casa, lo cual les ocupa el tiempo libre y les otorga nuevos roles, por supuesto sin que esto suponga una obligación añadida puesto que ellos ya fueron padres en su momento y siempre hay que distinguir entre el papel de madre/padre con el de abuela/o.

Para concluir, decir que no podemos negar que si no fuese por nuestros mayores, la mayoría de comidas y reuniones familiares no se realizarían, por tanto ellos son, en muchas ocasiones, el eslabón que mantiene unida a la familia. De modo que siempre merece la pena hacer un pequeño esfuerzo por parte de todos para pasar más tiempo juntos.

Mª José Torrijos
Psicóloga

https://www.linkedin.com/in/mar%C3%ADa-jos%C3%A9-torrijos-508a00113

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR