gruporetiro@gruporetiro.com
91 577 42 40

Líderes desde 1996

20 Aniversario Grupo Retiro
Infórmese en el 91 577 42 40

Pareja de mayores sonriendo abrazados

Antiguamente se asociaba el envejecimiento con la pérdida de iniciativa

Hasta hace unos años la vejez estaba asociada a la pérdida de iniciativa, receso en la participación social, decadencia biológica del organismo… La vejez también conllevaba el sometimiento a las decisiones de los hijos sobre la vida de los padres y el cumplimiento de unos patrones de conducta impuestos por la sociedad (vida tranquila con poca actividad social), lo que acababa repercutiendo en su autonomía tanto moral como física. Sin embargo, en las sociedades occidentales, entre ellas España, se empieza a abandonar los modos de vida tendentes a la dependencia para ir asumiendo un papel activo en el que la autonomía empieza a ser un valor bastante importante.

Desde que nacemos, uno de los principales objetivos del desarrollo humano,  es crear un individuo independiente y autónomo. Las personas adultas se olvidan de este valor una vez que la han conseguido, sin embargo, para las personas mayores la autonomía cobra especial importancia, ya que cuando empiezan los problemas de salud es cuando se vuelve a tomar conciencia de dicha autonomía para no depender de terceras personas.

Autonomía con bastón en la vejez

Al igual que los niños y los adolescentes se van haciendo autónomos a medida que crecen, los mayores suelen ir perdiendo gradualmente la autonomía, debido a la aparición de enfermedades que en años anteriores no se daban o con diferentes características que las agravan, sin embargo, cuando un mayor necesita de ayuda, no se trata de reemplazarlo en sus decisiones o las actividades que no puede realizar sino ayudarlo en estas tareas, teniendo en cuenta sus valores y preferencias, proponiéndose así un nuevo criterio “autonomía con bastón” (Beca, 2010).

Cuando un mayor comienza a utilizar un “bastón” para la autonomía, es importante, intentar fomentarla en la medida de lo posible para que no se vaya necesitando de más apoyos hasta convertirse la persona en un dependiente total. Por ello es necesario intervenir tanto para fomentarla como para prevenirla, para ello se desarrollan diversos tipos de actividades que se centran en distintas áreas de los mayores (actividades físicas, de estimulación cognitiva, toma de decisiones…).

Envejecer activa y saludablemente

Aquí cobra especial importancia el envejecimiento activo. El envejecimiento activo tiene como fin la mejora de la calidad de vida de las personas mayores, ayudando en el desarrollo de actividades que favorezcan una vida saludable, participativa y segura. Esto implica entender el envejecimiento como una nueva etapa de la vida donde poder seguir creciendo y desarrollando habilidades al igual que se venía haciendo años anteriores.

Para esto se desarrolla a nivel estatal varios Programas que tiene como fin promocionar el envejecimiento activo. Además, son muchas las ciudades de toda España que realizan talleres tendentes a mejorar la salud de las personas mayores para así promocionar un envejecimiento saludable. 

Dolores Martín Cobo

Trabajadora Social

es.linkedin.com/pub/dolores-martínez-cobo/72/668/b10

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies