Infórmese en el 91 577 42 40

Martes 26-tarde

Con la llegada del calor y el verano llega el periodo de vacaciones por excelencia y, por tanto, la mejor excusa para salir de la rutina y visitar nuevos lugares.

Por causas laborales o familiares, no siempre podemos disponer del tiempo libre necesario para poder disfrutar del placer de viajar, pero tras la jubilación disponemos de mucho más tiempo libre y podemos pues, realizar viajes y actividades saludables que garanticen un envejecimiento activo.

Actualmente, tanto desde las instituciones públicas como desde organizaciones privadas, la oferta de actividades y viajes destinados a la tercera edad es muy amplia, sin duda las más conocidas son las organizadas por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales IMSERSO, desde donde se busca siempre mejorar la calidad de vida de las Personas Mayores conectando con otros ambientes y bienes culturales.

Según datos del IMSERSO, los principales motivos por los que las personas mayores no hacen uso de estos viajes son por causas médicas o de movilidad y por motivos económicos. No obstante, existen alternativas de ocio y tiempo libre bastante asequibles que los ayuntamientos ponen a disposición de nuestros mayores. Del mismo modo, el aumento de horas de luz propicia las reuniones y los paseos por campo o ciudad que tantos beneficios físicos y psicológicos nos reportan a todos.

Pero por envejecimiento activo no solo debemos entender todas aquellas medidas que garanticen el bienestar físico y psicológico de las Personas Mayores, sino que va más allá y se basa en el reconocimiento de los derechos humanos de los mayores y en los principios de independencia, participación, dignidad, asistencia y realización de los propios deseos. Todo esto dentro de una sociedad que vele por estos principios, y es ahí donde todos tenemos un importante papel preventivo a lo largo de toda la vida.

Por todo ello, es en estas fechas vacacionales en las que todos pensamos en alejarnos de la rutina que no debemos olvidarnos de nuestros mayores y dejarlos solos o descuidados en caso de que necesiten de nuestros cuidados. Tenemos que fomentar y animarles a realizar actividades de ocio, a aprovechar el buen tiempo y si se puede, a viajar ya que nunca es tarde para conocer nuevos lugares.

Mª José Torrijos
Psicóloga

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso. Más información y política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies