Infórmese en el 91 577 42 40

Enfermedades ocasionadas por la falta de sueño en ancianos

foto-insomnioLos problemas del sueño son frecuentes en las personas mayores pero no siempre tienen una causa patológica.

Muchas veces están relacionados con el proceso natural de envejecimiento tanto a nivel físico como cerebral, que reduce su “habilidad” de conciliar el sueño y dormir durante varias horas seguidas.

  

 

Factores que pueden provocar insomnio

  • Edad.
  • Falta de actividad física.
  • Afecciones neurológicas y cerebrales.
  • Alzhéimer.
  • Depresión y trastornos en el estado de ánimo. Muchas veces, esta se manifiesta con una dificultad para dormir, o con despertares durante la noche.
  • Toma de ciertos medicamentos con efectos secundarios que alteran la calidad del sueño.
  • Enfermedades crónicas: enfermedades respiratorias, afecciones cardíacas y problemas en las articulaciones.
  • Necesidad de orinar varias veces durante la noche.

  

Patologías de sueño más frecuente por edades

1. Insomnio: suele ser la más frecuente entre la población y aumenta con la edad. Consiste en la dificultad para dormir y afecta negativamente a la vida de la persona que la padece. El insomnio puede ser temporal (si dura unos días o semanas), o crónico (si se extiende durante meses o años).

El número de horas de sueño diarias dependen de cada persona, pero suele estar entre siete y ocho de media. Entre las causas del insomnio:

  • Causas médicas: enfermedades metabólicas, hormonales, neurológicas, reumatológicas, digestivas, cardiovasculares, urológicas, etc.
  • Causas externas: enfermedades psiquiátricas como depresión o ansiedad, y el síndrome de piernas inquietas, entre otros.

2. Alteraciones del ritmo circadiano. Se observa fundamentalmente en ancianos que tienen somnolencia al atardecer-anochecer, por lo que se acuestan pronto y se despiertan temprano, con dificultad para volver a conciliar el sueño.

Las principales manifestaciones de los trastornos del ritmo circadiano son la sonmolencia diurna y el insomnio. Existen varios tipos:

  • Adelanto de fase: supone dormir temprano y despertar de forma precoz
  • Retraso de fase: consiste en la dificultad para iniciar el sueño en la hora deseada.
  • Ritmo vigilia-sueño irregular, se produce sobre todo en personas que pasan mucho tiempo en la cama.
  • Síndrome hipernictameral, que se genera por la falta de sincronización entre el marcapasos biológico y los sincronizadores externos, sobre todo la luz, que ocasiona un ciclo sueño-vigilia superior a 24 horas.
  • Este trastorno lo padecen más del 50 por ciento de los ciegos y raramente personas videntes con afectación cerebral o personas sanas.
  • Trabajo nocturno o turnos cambiantes.

Para prevenir este tipo de trastornos es fundamental mantener una buena higiene del sueño.

 

3. Síndrome de Apnea-Hipopnea del sueño: patología relacionada con el envejecimiento y provoca que la respuesta a las concentraciones de oxígeno y CO2 en la sangre no sean las adecuadas. Finaliza con un microdespertar o alertamiento del que el paciente no siempre es consciente, pero con el que se consigue abrir la vía respiratoria y reestablecer el flujo de aire.

 

Otra enfermedad que afecta a los ancianos especialmente, es la hipertensión, la cual puede prevenirse mediante una buena alimentación y la práctica de ejercicio físico.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando, acepta su uso. Más información y política de cookies . ACEPTAR

Aviso de cookies