gruporetiro@gruporetiro.com
91 577 42 40

Líderes desde 1996

20 Aniversario Grupo Retiro
Infórmese en el 91 577 42 40

¿Podemos sacar provecho económico de nuestros problemas de salud?

problemas de saludEn efecto, el Real Decreto nº 1971/1999 establece el procedimiento para el reconocimiento y calificación del grado de discapacidad de las personas por las limitaciones físicas, psíquicas o sensoriales que padezcan. El reconocimiento del grado de discapacidad puede obtenerlo cualquier persona que tenga problemas de salud, no importando su edad, situación laboral o nivel de ingresos.

Los beneficios que se puede obtener por ahorro de impuestos y otras ventajas económicas, depende del grado de discapacidad que se tenga reconocido, siendo el mínimo exigido el 33%. Existen dos escalas del grado de discapacidad: Del 33 al 64%, ambos inclusive, y del 65% en adelante. En el caso de que se tenga reconocido un grado entre el 33 y el 64% y apareciera alguna nueva dolencia o se agravara alguna de las que ya hayan sido valoradas, siempre se puede solicitar la revisión del grado inicial reconocido.

Grados de discapacidad

El grado de discapacidad mínimo exigido (33%) para obtener algunos de los beneficios que se citan a continuación es fácil de conseguir por razón de salud o por las “goteras” propias que los años nos van produciendo, sin que necesariamente la persona tenga que ser considerada discapacitada, en un sentido peyorativo…por eso hemos de hablar de “discapacidad” de facultades.

Los problemas de salud que pueden dar lugar a un grado de discapacidad puede ser cualquier síntoma de nuestro cuerpo que nos avisa de que algo no funciona con normalidad. Entre otros, serían: la psoriasis, artrosis, osteoporosis, diabetes, anemia, hipertensión, discapacidad de visión o audición, secuelas por aplicación de quimio/radioterapia, gastritis, ansiedad, depresión, insomnio o cualquier otra dolencia.

El grado de discapacidad reconocido por el menoscabo de facultades puede verse aumentado por el reconocimiento de “factores sociales complementarios” que puede tener toda persona, de tipo económico y social. Como factores sociales, se consideran: La insuficiencia de ingresos económicos, los familiares convivientes con el interesado a su cargo, el hecho de vivir solo, los gastos de vivienda (alquiler, hipoteca, etc.), los gastos extraordinarios de carácter prolongado, el bajo nivel cultural y/o de estudios, etc.

Principales beneficios para quienes obtengan un grado igual o superior al 33% de discapacidad:

Declaración de Renta: Ahorro entre 600 y 2.500 €, según grado reconocido.
Herencias (Impuesto sobre Sucesiones): Hasta el 100% del impuesto, según grado reconocido.
Vivienda Habitual (Impuesto sobre Trasmisiones Patrimoniales): En la compra de 2ª mano se paga el 5% en lugar del 10%, con un grado de discapacidad igual o superior al 65%.

En el alquiler (subrogación), tendrá derecho a la misma el hijo del inquilino que tenga una discapacidad igual o superior al 65% y hubiere convivido con el difunto los 2 años anteriores a su fallecimiento, siempre que lo solicite dentro de los 3 meses siguientes a la defunción, con los documentos preceptivos

R.E.N.F.E. (“Tarjeta Dorada”): Las personas menores de 60 años que tengan reconocida una discapacidad igual o superior al 65%, podrán solicitarla para beneficiarse de las reducciones del precio del billete, según trayecto, en todas las líneas de R.E.N.F.E.

Vehículos:
a) Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (antes, Impto.Circulación): Exención de dicho impuesto anual para quien tenga una discapacidad igual o superior al 33%.
b) Impuesto de Matriculación: En la compra de vehículo nuevo, exención de este impuesto, aplicable sobre el valor del automóvil (hasta el 16%, según las emisiones oficiales de CO2 del vehículo) para quien tenga una discapacidad igual o superior al 33%.

Para tener derecho a la exención por un nuevo vehículo han de pasar 4 años desde la matriculación del anterior. Si se tiene reconocido el baremo de “movilidad reducida“, no es de aplicación dicho plazo. Además, los concesionarios de vehículos acostumbran a hacer un descuento sobre el precio del automóvil, como atención al cliente, según la marca.

c) I.V.A.: Aplicación del tipo superreducido del 4% en la adquisición y adaptación de vehículos a motor (turismos, autocares, etc.) que transporten habitualmente a personas con movilidad reducida, sean o no conductores del mismo, para quienes tengan una discapacidad igual o superior al 33% y superen el baremo de “movilidad reducida”.

Reducción de la edad de jubilación por cotizaciones a la Seguridad Social: El trabajador por cuenta ajena, con una discapacidad igual o superior al 65%, tendrá una bonificación del 25% de los años trabajados y se podrá jubilar anticipadamente sin reducción de su pensión.

Transporte público metropolitano. Las personas menores de 65 años con una discapacidad igual o superior al 33% podrán beneficiarse de los descuentos establecidos para personas mayores de 60 o 65 años, según el organismo gestor, en los transportes públicos (Tarjeta Rosa del Ayuntamiento de Barcelona, FF.CC. de la Generalitat, Carné metropolitano, etc.).

Tramitación del reconocimiento del grado de discapacidad:
• En cualquiera de las oficinas del Institut Català d’Assistencia i Serveis Socials (I.C.A.S.S.)
• En despachos de Habilitado de Clases Pasivas

José Mª Martínez-Orozco Llorente
Habilitado de Clases Pasivas
www.martinez-orozco.com
info@martiniez-orozco.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR