gruporetiro@gruporetiro.com
91 577 42 40

Líderes desde 1996

20 Aniversario Grupo Retiro
Infórmese en el 91 577 42 40

¿Qué factores influyen en la fase avanzada de la enfermedad del alzheimer?

Señor paseando por la playaCuando nos enfrentamos a la enfermedad de Alzheimer en fase avanzada:

Podemos descubrir la cara más cruel y feroz de este proceso. En este momento podemos hablar de signos como:

–       El humor o comportamiento se torna inconmovible, no reacciona de forma coherente a situaciones o sucesos, no entiende las explicaciones y no entra en razón, comienzan a expresarse mediante gritos, sollozos y agitación. Es importante que el cuidador principal sea consciente de este hecho ya que en muchas ocasiones entran en el juego inútil y frustrante de intentar hacer entender al enfermo ciertas situaciones, que en realidad son incapaces de entender. Esto solo proporciona una situación de quemazón y ansiedad tanto para el cuidador como para la persona cuidada.

–       En el caso del lenguaje este se vuelve incoherente y sin sentido, se producen balbuceos, repite palabras o persevera en oraciones simples.  Puede llegar a utilizar correctamente palabras concretas simples. Por tanto, debemos tener en cuenta que tanto la expresión como la comprensión del lenguaje se van a ver afectadas.

–       En el caso del movimiento, podemos destacar que los movimientos rítmicos o coordinados como sentarse, levantarse o andar, se van a ver afectados al igual que la generación de gestos.

–       Es posible la aparición de Disfagia (dificultad para tragar alimentos). Por ello convendría empezar a añadir espesante a las sustancias liquidas para facilitar la deglución y  prevenir atragantamientos.

–       No hay control de esfínteres y aparece incontinencia.

–       En el caso de la memoria la persona enferma olvida los hechos recientes y pasadas, aparece una desconexión agudizada con el medio que lo rodea, existe una desorientación absoluta en tiempo y espacio y no reconoce a personas cercanas como el cónyuge o hijos.

–       La capacidad para realizar actividades de la vida diaria han desaparecido totalmente. Pasan a ser personas dependientes, necesitando supervisión constante y atención diaria.

–       La muerte sobreviene generalmente debido a una enfermedad asociada (accidente cardíaco, accidente vascular cerebral, infecciones de las llagas, infecciones respiratorias y o urinarias…)

Como hemos visto la fase avanzada de la enfermedad de Alzheimer mantiene a la persona afectada en un estado físico y cognitivo muy deteriorado.

Pero debemos destacar que aunque sus capacidades cognitivas como la memoria estén muy mermadas, la persona conserva la memoria emocional, es decir, se da cuenta de la persona que le cuida, le ayuda y le quiere aunque no la reconozca. Este hecho debe estar siempre presente en la mente de los allegados o personas que encargan de su cuidado. Por ello, es este momento en el que se producen:

Demandas de atención significativas hacia el cuidador, demanda emocional, atencional y asistencial, ya que la persona se vuelve completamente dependiente y pierde la capacidad de comunicar sus deseos y necesidades.

Tamara Martos Sánchez

Psicogerontóloga-Subdirectora Comercial

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies