gruporetiro@gruporetiro.com
91 577 42 40

Líderes desde 1996

20 Aniversario Grupo Retiro
Infórmese en el 91 577 42 40
Renta vitalicia

Glosario de Términos sobre Renta Vitalicia Inmobiliaria

Le ayudamos a resolver sus dudas sobre Renta Vitalicia a través de las definiciones de algunos conceptos:

ADQUIRENTE / COMPRADOR: es la Sociedad / Grupo de Inversión que formaliza la operación como comprador de la nuda propiedad y que se obliga en la Escritura a pagar a la Persona Mayor la renta mensual durante el resto de la vida de ésta, así como los gastos e impuestos que están vinculados a la nuda propiedad de la vivienda (IBI, derramas extraordinarias de la Comunidad y seguro del continente de la vivienda).

CONDICIÓN RESOLUTORIA: Es una cláusula jurídica que se incluye en la Escritura de Renta Vitalicia  y con la cual, la Persona Mayor se garantiza plenamente el cobro de las rentas mensuales, ya que si se produjera el hipotético caso de que el Rentista no perciba dos únicas rentas (consecutivas o  alternas), la plena propiedad del inmueble revierte de nuevo a la Persona Mayor. Además, en esta situación no tendría que devolver ninguna de las cantidades cobradas hasta ese momento.

ESCRITURA DE RENTA VITALICIA: Es la Escritura pública que se firma ante Notario y en la que se contemplan todas las condiciones que las partes acuerdan en la constitución de este producto.

ESPERANZA DE VIDA: La Esperanza de Vida de una Persona se determina de acuerdo con la edad y el sexo de la misma, en base a lo establecido en las Tablas oficiales que a tal efecto publica el Instituto Nacional de Estadística y la Dirección General de Seguros. Es junto con el Valor del Inmueble uno de los dos datos fundamentales para el cálculo de la Renta.

FISCALIDAD RENTAS VITALICIAS: La contratación de una Renta Vitalicia o Temporal cuenta con inmejorables condiciones fiscales. De entrada, la transmisión de la nuda propiedad de las viviendas habituales pertenecientes a personas mayores de 65 años está exenta de tributación en el Impuesto de Renta de las Personas Físicas (IRPF).

En lo referente a las Rentas mensuales percibidas, éstas se consideran rendimientos del capital mobiliario y  gozan de importantes exenciones fiscales. Así, las Personas con más de 70 años que contraten una Renta Vitalicia, tienen exentas de tributación el 92% de las cantidades que perciban en concepto de rentas vitalicias. En los casos en los que se contrate una Renta Temporal, la exención se establece en función del plazo de percepción de las Rentas (7, 10, 12, 15 años, etc.), siendo también altamente ventajoso su tratamiento fiscal, ya que oscila entre un 88% y un 75% de exención. En definitiva, de cada una de las rentas mensuales que la Persona Mayor reciba, Hacienda retiene una cantidad muy pequeña (el 1,52% en la mayoría de los casos), lo que convierte a la fiscalidad de la renta vitalicia en una de sus grandes ventajas.

GASTOS ANUALES DEL INMUEBLE: Son aquellos Impuestos y Gastos que genera cualquier vivienda. Al constituir una Renta Vitalicia, el reparto de estos gastos entre el comprador y la Persona Mayor es el siguiente:

El Comprador asume los gastos que son inherentes a la nuda propiedad, es decir, el IBI (Contribución), las derramas extraordinarias de la Comunidad y el seguro de continente de la vivienda.

La Persona Mayor continuará pagando los gastos que corresponden al uso de la vivienda del que sigue siendo titular, es decir,  la cuota ordinaria de comunidad (que implica portería, calefacción central, ascensor, luz portal y escalera, agua canal, etc.), la Tasa de Residuos Urbanos y el seguro del contenido, sí la Persona Mayor desea contratarlo.

GASTOS DE COMPRAVENTA: Son aquellos Gastos (tasación del inmueble, honorarios de la Notaría y del Registro de la Propiedad) e Impuestos (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, así como el Impuesto Municipal de Plusvalía), que se originan con la formalización de una Renta Vitalicia. Todos estos gastos son asumidos por el comprador, por lo que la Persona Mayor no tendrá que desembolsar ninguna cantidad a la hora de contratar una Renta Vitalicia Inmobiliaria.

NUDA PROPIEDAD: El pleno dominio de un inmueble se compone de dos derechos de propiedad: la nuda propiedad y el usufructo. Cuando una Persona Mayor realiza una Renta Vitalicia sobre su vivienda, el comprador o pagador de las rentas sólo adquiere la nuda propiedad, por lo que se ve limitado como titular por los derechos inherentes al uso y disfrute que se reserva la Persona Mayor. Al finalizar la operación, el nudo propietario pasa a ser automáticamente titular de la plena propiedad del inmueble, al consolidarse el usufructo vitalicio con la nuda propiedad como consecuencia del fallecimiento de la Persona Mayor.

REGISTRO DE LA PROPIEDAD: Organismo oficial donde se inscribe la operación, quedando constancia expresa del nuevo titular de la nuda propiedad, así como de la Condición Resolutoria incluida en la Escritura. Por su parte, la Persona Mayor seguirá constando en el Registro de la Propiedad como titular del 100% del usufructo de la vivienda.

RENTISTA / TRANSMITENTE: Es la Persona Mayor o Personas Mayores (1 ó 2 titulares) que siendo propietarios de una vivienda pasarán a ser los perceptores de las rentas mensuales una vez se formalice la Escritura de Renta Vitalicia de su vivienda.

USUFRUCTO: Es el derecho de uso y disfrute de la vivienda del que la Persona Mayor sigue siendo propietaria mientras viva. Este derecho le permite a la Persona Mayor seguir utilizando la vivienda en las mismas condiciones en que lo hacía cuando era la única propietaria.

Además, la Persona Mayor puede voluntariamente y en el momento que lo desee, transmitir este derecho de usufructo al pagador de las rentas mensuales (nudo propietario), consiguiendo con ello un incremento de las rentas mensuales que estuviera cobrando hasta esa fecha. Esta posibilidad es utilizada por aquellas personas que desean en algún momento dejar su vivienda para trasladarse a una Residencia o a cualquier otro domicilio, consiguiendo de esta forma incrementar sus ingresos para poder afrontar los costes del Centro de mayores en el que quieran residir.

Otros de Nuestros Productos Financieros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies CERRAR